Un día después de que el árbitro, Andrés Merlos, suspendiera el encuentro que disputaban Colón y Vélez en el Cementerio de los Elefantes, a raíz de tres bombas de estruendo que fueron arrojadas por hinchas de la popular al campo de juego, una versión en torno a ese accionar comenzó a circular por lo bajo.

La misma apunta a que miembros de la barrabrava buscan viajar al mundial de Rusia 2018 y ante la falta de fondos para poder efectuar dicho viaje le solicitaron a los jugadores y a la comisión del club dinero.

Pero ante la negativa de la dirigencia, la barra accionó un plan deliberado, generar disturbios en el campo de juego para así "visibilizar el pedido". Como si fuera una especie de apriete, pero a la vista de todos: medios, público, funcionarios del gobierno y hasta la propia Policía.

Aparte de esa hipótesis, en las últimas horas apareció otra versión que refiere a que un dirigente, con buena llegada a la barra, no es tenido en cuenta en la comisión del club y ello generó la bronca del sector del paraavalancha.

Es que según indicaron las fuentes, el dirigente había prometido ciertas cosas a la barra pero tras no ser tenido en cuenta en el club no pudo cumplir con la hinchada.

Un audio que circula

Mientras la principal hipótesis del viaje al mundial de Rusia sigue manteniéndose vigente, en las últimas horas comenzó a circular por las redes sociales un audio que acusa a miembros de la barra de haber sido quienes, intencionalmente, buscaron realizar los disturbios.

En dicho audio, un muchacho le cuenta a otra persona que un miembro de la barra es quien tiene planes de viajar al mundial. "Es él y dos o tres amigotes los que quieren viajar. Los que van a Rusia son ellos y por eso esos mogólicos hacen el desastre", se escucha en el audio.

"Yo sé que la interna es por eso, por las entradas para ir a Rusia", concluye el audio que circula en las redes sociales.

Individualizados

El incidente que provocó la suspensión del partido del sábado, tiene a cinco personas individualizadas por los agentes policiales de inteligencia. Hasta el momento no se ordenó su detención por lo que los mismos transitan en libertad.

En cuanto al rol de la Justicia, desde el Ministerio Público de la Acusación, informaron que el fiscal en turno no tomó intervención en el hecho ya que lo sucedido en la cancha se encuadra dentro del Código de Faltas y no es un delito.