En un atractivo y emocionante partido, que significó la despedida de Daniel Rolfi Montenegro, Huracán revirtió este sábado dos goles de desventaja ante el alternativo del bicampeón Boca, aunque el 3-3 final no le permitió asegurar su clasificación a la Copa Libertadores 2019, que dependerá de otros resultados de la última fecha de la Superliga.

El Globo, que necesitaba la victoria para no depender de nadie, empezó mejor y se adelantó rápidamente por intermedio de Ignacio Pussetto, a los cinco minutos del primer tiempo.

Sin embargo, con el correr de los minutos el Xeneize se asentó, lo empató con un cabezazo de Emmanuel Mas, enseguida lo dio vuelta Walter Bou y sobre el cierre de la primera etapa amplió Junior Benítez con otro testazo.

Ante un estadio repleto de sus hinchas, los dirigidos por Gustavo Alfaro se repusieron a puro empuje y corazón, y llegaron a la igualdad también gracias a dos cabezazos: el primero de Diego Mendoza y el segundo de Andrés Chávez, que reemplazó a Montenegro, cuando todavía quedaban 20 minutos.

Pero el amor propio de Huracán no le alcanzó al Globo, que ahora quedó con 48 puntos y tiene que esperar Independiente (para ir a fase de grupos directo), o uno de Racing y Talleres (tienen mejor diferencia de gol) no ganen en sus encuentros de esta última fecha.