Ovación

"Entendimos cómo jugarlo"

Eduardo Domínguez dijo que en esta oportunidad los jugadores supieron "leer el partido" y que por eso se "ganó bien".

Sábado 18 de Marzo de 2017

Una vez más quedó refrendado que los clásicos son aparte. Que no importa quién llega mejor y que el tesón y la enjundia juegan un papel preponderante. Esto tiene que ver con que durante toda la semana se ponderó el presente de Unión por sobre el de Colón, dando cuenta de que, a ciencia cierta, llegaba como banca. Pero la historia terminó tendiendo un desenlace muy diferente.

Los analistas declararon que Eduardo Domínguez fue quien ganó el planteo, pese a los cuestionamientos previos. Pero el propio entrenador sabalero brindó su diagnóstico, desligándose la responsabilidad de la victoria y atribuyéndosela a los jugadores. "Sabíamos cómo jugaba Unión sus partidos y que no lo cambiaría para esta vez. Que no sería vistoso y que nuestro planteo debía ser efectivo para contrarrestar todo lo bueno que hace el rival. Fue así entonces como los jugadores entendieron el concepto y cómo jugar el partido. Se ganó bien".

"La búsqueda de (Franco) Soldano era una de las especialidades de ellos, entonces había que cortar eso para cambiarles la estrategia. Por suerte teníamos para encontrar los espacios que había. Se dio como lo pensábamos. Los que hacen que esto haya sido efectivo son los jugadores. Me saco el sombrero por la concentración que tuvieron, además la exactitud necesaria", agregó sin rodeos el estratega rojinegro.

Siguiendo por el mismo hilo conductor, Domínguez expuso: "Fuimos sólidos, tanto en ataque como en defensa. Eso marca cómo fue el partido. Aunque no hubo jugadas claves, sabíamos que Unión se hace muy fuerte de local y teníamos que ser pacientes, para tener la tranquilidad mental de pegar en el momento justo. Por suerte se logró y nos quedamos con los tres puntos".

Una de las situaciones que tuvo el encuentro fue el gol de Yamil Garnier, quien en los últimos procesos tuvo poca participación. Fue así como el DT ponderó lo que representa en el grupo: "Nosotros vemos cómo trabaja y se sacrifica día a día. Entonces la balanza siempre le da positivo. Es un jugador inteligente y sabemos lo que nos puede aportar. Se ganó los minutos y respondió de gran manera".

Uno de los interrogantes pasaba por cómo funcionaría el bloque defensivo, que tantas falencias mostró en el duelo anterior con Olimpo. En dicha ocasión, Domínguez explicó que se equivocaron los caminos, porque cuando se debió salir jugando se jugó en largo y viceversa. Claramente fue un punto que se mejoró ostensiblemente. "La presión es una de las armas que tiene Unión. Entonces había que agarrarlos abiertos y no regalarles nada. Sabíamos que debíamos jugar largo, porque nos iba a costar mucho jugar ante la presión que hacen. Entonces no los dejamos".

"Ahora estoy disfrutando este momento, pero ya desde mañana (por hoy) habrá que pensar en el próximo partido y que también debemos ganar. Los jugadores mostraron una vara muy alta de exigencia. Lo que cambió esta vez es que leímos bien el partido", concluyó el orientador de Colón, con su tradicional tono bajo y calmo.

¿Te gustó la nota?