Ovación

“Es un orgullo inigualable”

Leonardo Madelón se emocionó y disfrutó mucho con la vuelta de su equipo a Primera División. “Ascender como jugador y técnico quedará en la historia”, tiró.

Sábado 15 de Noviembre de 2014

Leonardo Madelón consiguió algo que pocos logran en el fútbol y es festejar como jugador y técnico en una institución. Primero como futbolista ascendiendo con Unión en el año 1989 marcando un gol ante Colón y ayer como entrenador con su equipo puntero, siendo hasta aquí el que más puntos consiguió.

Por eso la emoción que recorrió su cuerpo fue evidente en el instante posterior al que Pablo Lunati marcó el final del encuentro. Ya más calmo y con el correr de los minutos habló en conferencia de prensa y se refirió al presente festivo del tatengue.

“Estuve emocionado durante todo el partido, escuché a la gente que bramaba porque está muy identificada con el equipo. El fútbol es un ratito, son momentos para disfrutar, me emocioné mucho con los muchachos, pero en los 90 minutos me pude relajar. La felicidad es total”, aseguró.

Para luego agregar: “La clave estuvo en que se trabajó mucho, este es un plantel con bajo perfil y hambre de gloria. Conformado por algunos futbolistas que volvieron al club y otros que en los últimos tiempos vivieron momentos muy malos en la institución y que hoy (por ayer) pagaron las cuentas con los hinchas ascendiendo”.

En cuanto a los fundamentos para lograr el objetivo expresó: “Acertamos con los jugadores que llegaron, sumados a los que ya conocíamos del torneo anterior. Somos un equipo furioso, rabioso, que demuele a los rivales. Por suerte nos acomodamos rápido, es difícil sumar tantos puntos y nosotros logramos el objetivo antes de tiempo. Ahora queremos salir campeones, pero hay partidos complicados por delante”.

Cuando lo consultaron por la alegría de ascender como jugador y entrenador respondió: “Tengo un orgullo inigualable de ascender como técnico y también como jugador porque esto queda en las vitrinas del club. Por suerte soy muy respetado en esta ciudad y siento el cariño de la gente. Pero no debemos conformarnos con este logro ni relajarnos, pensando en los próximos tres encuentros”.

Por último habló de los momentos complicados: “Yo le dije a los jugadores que no me iba, este club se comió a muchos ídolos, pero Madelón no se va. Eso los tranquilizó y yo sabía que íbamos a terminar ascendiendo”.

¿Te gustó la nota?