Antes de volar hacia el Viejo Continente, Jorge Sampaoli se refirió a la cantidad de jugadores que tienen chances de ser convocados para el Mundial de Rusia.

"Entre 45 y 60 futbolistas", declaró el estratega argentino, que tiene anotados en su carpeta 52 nombres, con algún margen de error.

Desde que reemplazó a Edgardo Bauza como entrenador del cuadro nacional, estuvo al mando de cuatro citaciones y ocho encuentros (cuatro amistosos y cuatro por Eliminatorias Sudamericanas).

Según detalla el portal Infobae, en esas nóminas figuraron 50 jugadores, que naturalmente cuentan con chances de ser llamados para la Copa del Mundo que comenzará en junio.

Pero a ellos se les suman dos casos especiales, en los que Sampaoli hizo hincapié justo antes de tomar el avión hacia suelo europeo: Ramiro Funes Mori y Marcos Rojo. Según la información con la que cuenta el cuerpo técnico albiceleste, el ex River (sufrió una rotura de meniscos en su rodilla izquierda) volverá a entrenarse dentro de dos semanas.

En tanto, defensor del Manchester United jugó varios partidos en el final de 2017 y esperan que adquiera más rodaje.

Dos jugadores del medio local están a contrarreloj: Darío Benedetto y Fernando Gago, que se rehabilitan pero saben que corren desde atrás a la hora de la elección definitiva. El atacante sufrió una rotura de ligamentos cruzados en su rodilla derecha, un cuadro similar al del volante que padeció su lesión durante el duelo ante Perú en la Bombonera.

Tanto del exterior como del mercado doméstico puede llegar a haber alguna sorpresa, aunque Sampaoli no suele improvisar y es poco probable que futbolistas como Lucas Pratto (suena en River), Julio Buffarini (firmó en Boca), Emmanuel Mas (también del Xeneize) y Lautaro Martínez (promesa de Racing) estén presentes en la cita mundialista.

Fuente: UNO Mendoza