Ovación

"Estuvimos cerca con Soldano hasta que surgió lo de Inglaterra"

Pablo Cavallero, actual manager de Vélez, se refirió a la posibilidad trunca de incorporar al goleador de Unión. "Quizás en el futuro se puede dar", agregó 

Miércoles 21 de Noviembre de 2018

Vélez está en un período de reconstrucción donde todas las piezas son importantes para sostener este crecimiento con mucha materia prima propia, de la mano de Gabriel Heinze como DT y Pablo Cavallo en la función de manager.

El ex-arquero del Tate charló con radio Sol 91.5 en la semana previa al enfrentamiento entre ambos equipos recordó su paso por la Avenida López y Planes al expresar que "fue algo muy lindo mi llegada a Unión, yo buscaba continuidad, Nery (Pumpido) me dio la oportunidad de llegar y no lo dudé, siempre jugamos con un marco espectacular, se dio la opción de Unión, me encontré con un club muy lindo que me permitió salir para Europa".

Cuando empezó a recordar algunas actuaciones suyas custodiando el arco rojiblanco, se atrevió a expresar que "hubo uno contra River en Santa Fe que empatamos, el de Gimnasia (LP) más allá del resultado fue un partido parejo, después hay uno contra Ferro que estábamos peleando los promedios, lo pudimos ganar, son partidos que recuerdo con el correr del tiempo, el cariño de la gente, me trataron de maravillas".

En la actualidad, Cavallero es el manager de Vélez, algo que desarrolla con mucha pasión y entusiasmo. A propósito de ello agregó que "viajo siempre con el equipo, a veces con el presidente, tengo una reunión de fútbol en Rosario y después me voy para Santa Fe, siempre intento estar muy cerca del plantel en este campeonato tan duro".

En otro tramo de la charla enfatizó que "el fútbol es una picadora de carne, te quedás quieto y te pasan por arriba, cuando se quisieron dar cuenta en Vélez nos encontramos en una zona complicada, el fútbol es uno solo pero simplemente hay que dar en la tecla, conseguimos un entrenador que nos dio vida, está en movimiento constante, estamos lejos de lo que queremos llegar a ser, los beneficios se verán a corto y mediano plazo".

Y en tren de ampliar su pensamiento respecto al actual conductor velezano, el manager sostuvo que "es muy docente, con mucha jerarquía y ascendencia sobre el jugador, con espíritu amateur, le llega al jugador, cuesta encontrarle a veces la vuelta al jugador para sostener un grado de exigencia, en diciembre tuvimos 14 bajas, había exceso en el plantel, acomodamos cosas para que sea todo más prolijo, un potencial de varios chicos con futuro y estmos muy contentos".

Mucho se habla de la función de un manager en el fútbol argentino, algo que no todos los clubes lo tienen. De acuerdo a la versión del protagonista, la definición "está muy mal dada, es una relación donde uno interactúa entre el jugador y los dirigentes, constantemente ver situaciones para mejorar en lo individual, colectivo y estructural, plasmar las necesidades del plantel para hacerle entender donde es el camino y tener un mínimo error, un equipo como Vélez tiene que formar siempre para vender, que el dirigentes vea y entienda lo que hay que cambiar para mejorar en lo futbolístico".

Cuando lo consultaron sobre la llegada de Alexander Domínguez, el mismo Cavallero reconoció que "todos los jugadores que vinieron lo tiramos arriba de una mesa, lo debatimos, tratamos de tener como mínimo cinco llamados de referencia, lo primero que pensamos es cómo se va a comportar como persona. Estamos convencidos de lo que nos puede dar".

Y antes de la despedida, no evitó referirse a la frustada llegada de Franco Soldano, al admitir que "como todo jugador lo ilusionaba ir a Europa, al principio me comuniqué con él, con su abogado, su representante, el presidente de Vélez habló con el de Unión. Estaba muy cerca, era muy atractivo que lo dirija Heinze porque te da la posibilidad de mejorar, después surgió lo de Inglaterra y se demoró, al cerrar el libro de pases en Argentina y tener dos semanas más afuera se diluyó. Somos celosos de lo que representa Vélez, tiene que haber un ida y vuelta, el jugador tiene que venir con ganas y no por descarte, cuando se dilató pensamos que el chico había perdido la ilusión de vestir la camiseta de Vélez, el fútbol y la gente cambian de pensamiento, quizás en un futuro se puede dar".

¿Te gustó la nota?