El Negro Rubén Galván fue parte del plantel argentino que se consagró campeón en el Mundial de 1978 más allá de no haber jugado un minuto. Pero sin dudas que se trató de un futbolista que hizo historia con la camiseta de Independiente, club con el que obtuvo 10 títulos.

Formó parte de la historia grande del Rojo: integró el equipo que ganó cuatro veces consecutivas la Copa Libertadores. Estuvo en el club de Avellaneda desde 1971 hasta 1980. Luego, tuvo un breve paso por Estudiantes de La Plata, pero se retiró al poco tiempo a los 27 años.

"Lamentamos profundamente informar que ha fallecido Rubén Galván, gloria de nuestro club y campeón mundial con Independiente y Argentina. Hasta siempre, Negro. Nunca te olvidaremos", publicó en Twitter la cuenta oficial del club de Avellaneda.

Mal de salud, estaba internado hace ya unos días en Avellaneda. En 2007 tuvo que ser intervenido y transplantado del hígado por un ataque de hepatitis. Su última aparición en público fue en la antesala del partido ante Rosario Central, cuando junto a otros históricos jugadores del Rey de América celebraron junto al plantel actual la obtención de la Copa Sudamericana 2017.