Roger Federer jugó a su antojo, venció al alemán Jan-Lennard Struff, por 6-3, 7-5 y 6-2, se clasificó para los octavos de final de Wimbledon sin ceder un set, a la vez que batió el récord del estadounidense Jimmy Connors de partidos ganados sobre hierba, ahora para el fenómeno suizo con 175.

El nacido en Basilea, de 36 años ya era el tenista con más victorias sobre pistas rápidas, con 725 y por delante de Andre Agassi (612) y Connors (525). También tiene el récord de más triunfos en canchas al aire libre (882), escoltado por Rafael Nadal (827).

Y como si fuera poco, ya es el tenista más efectivo sobre césped, con un porcentaje ganador del 87,4% que supera el 85,8% de John McEnroe.