Como ya es costumbre, Diego Maradona vivió a pleno la clasificación argentina a los octavos de final del Mundial con el triunfo frente a Nigeria y no aguantó la emoción: se descompuso.

Rápidamente lo atendieron en el estadio del Zenit de San Petersburgo, pero se especuló con la posibilidad que el astro debía ser hospitalizado para que le hagan estudios.

Finalmente esto no fue necesario, Diego se estabilizó, y la tranquilidad llegó cuando trascendieron algunas fotos dentro del avión que lo trasladó a Moscú donde se encuentra hospedado, ya que todos los días participa del programa "De la Mano del 10" en TeleSur con Víctor Hugo Morales.