Francia levantó este domingo su 10ª Copa Davis en el estadio Pierre Mauroy de Lille, con el triunfo de Lucas Pouille, en el quinto y último punto de la final ante Bélgica, que dio pelea hasta el final.

Pouille asumió el peso de la definición, luego del éxito del belga David Goffin ante Jo-Wilfried Tsonga, que le puso suspenso al desenlace, con un triunfo categórico ante Steve Darcis por 6-3, 6-1 y 6-0. De principio a fin, Pouille (18°) no otorgó alternativas a Darcis (76°) durante 1h34'.

LEER MÁS: Libertad Burgi cayó en su propia casa

El belga fue superado ampliamente y no encontró respuestas técnicas ni anímicas. Yannick Noah, campeón del Gran Slam Roland Garros en 1984, fue el capitán del equipo integrado por Tsonga, Pouille, Richard Gasquet y Herbert Pierre Hughes que recuperó el primer lugar del tenis mundial para Francia.

Francia no se consagraba ganador desde 2001 y no jugaba una final desde 2010 cuando perdió ante Serbia por 3 a 2 en Belgrado. Los títulos fueron en 1927, 1928, 1929, 1930, 1931 y 1932. Desde el formato Grupo Mundial, creado en 1981, se impuso en las ediciones de 1991, 1996, 2001 y 2017.

LEER MÁS: Los Pumas sumaron una nueva derrota

Con 10 campeonatos y ocho subcampeonatos, los galos se convirtieron en el nuevo campeón de la Copa Davis luego de la consagración argentina el 27 de noviembre de 2016 ante Croacia en Zagreb por 3 a 2. Los franceses igualaron a los británicos en número de conquistas de la Ensaladera de Plata, debajo de Australia (28) y Estados Unidos (32).

En tanto, Bélgica quedó en las puertas del logro, una vez más, y acumuló el tercer subcampeonato, luego de las frustraciones en 1904 y 2015, ambas ante Gran Bretaña.