Franco Soldano y Javier Correa cerraron una gran temporada con la camiseta de Unión y Colón, respectivamente. Ambos aportaron goles vitales para que sus respectivos equipos consigan el gran objetivo de clasificar a un certamen internacional en 2019.

Soldano anotó 11 tantos y junto a Lucas Gamba conformaron una de las mejores duplas de ataque en la temporada. Ambos tienen muchas chances de haber jugado en el cierre de la temporada pasada sus últimos cotejos con la rojiblanca, ya que el sunchalense es la principal carta de venta que tiene la dirigencia, mientras que al mendocino se le termina su contrato y quedará con el pase en su poder.

Correa, en tanto, llegó a Colón en el mercado de verano y la dirigencia hizo un esfuerzo económico muy importante para contratarlo. Marcó un gol en la Copa Sudamericana frente a Zamora FC, en Barinas, mientras que en la Superliga convirtió cinco.

LEER MÁS ►► Colón pone manos a la obra en el Predio

Unión pretende 5.000.000 de dólares limpios por el 80% del pase que tiene del atacante, ya que el restante le pertenece a su familia. En este mercado de pases se habló de varios equipos del exterior, entre ellos el PAOK de Grecia, Flamengo de Brasil y Torino de Italia.

En tanto, Colón no lo tiene a la venta a Correa, aunque si llega una oferta irresistible se le haría imposible retenerlo. En el verano pagaron 1.500.000 dólares por el 50% de su ficha, por lo cual si llega una oferta tiene que ser un gran negocio para las arcas del club.

LEER MÁS ►► Racing los descarta y para Unión son prioridad

Y el futuro de Soldano y Correa podrían ir de la mano, ya que desde Portugal se informa que fueron ofrecidos al Sporting Lisboa. Así lo manifiesta el prestigioso diario deportivo Record, que en aportado de la tapa cuenta de dicha alternativa.

Por ahora se trata solo del rumor que fue reflejado por uno de los más prestigiosos medios de Portugal, y no extraña lo de Soldano, ya que su representante lo está ofreciendo en varios clubes. En cambio, sorprende más lo de Correa, ya que llegó hace muy poco tiempo al Sabalero, y se lo tiene muy en cuenta para los desafíos deportivos que Colón tiene en lo que resta de 2018.