La apertura de los octavos de final en la Liga Nacional no produjo sorpresas y en los ocho partidos hubo triunfos de los locales. Las victorias más concluyentes estuvieron en Comodoro Rivadavia y Formosa a manos de Gimnasia y Esgrima y La Unión y las más apretadas en Córdoba y Santiago del Estero protagonizadas por Instituto y Quimsa. Entre esos extremos ademas hubo festejos para San Lorenzo de Almagro, San Martín, Atenas y Obras Sanitarias.

GECR se valió de un concluyente último cuarto (30-6) para ganarle en Comodoro Rivadavia a Argentino de Junín 89 a 55 con 27 puntos (11/19 incluidos 5/8 triples) de Winsome Frazier. En ese lapso el local se despachó con cinco de sus trece triples frente a un rival que mostró problemas ofensivos (19/61) tal que sólo Marvin Phillips (14+9) alcanzó el doble dígito.

Por su parte, La Unión sin sobresaltos en el Cincuentenario dejó en el camino a Hispano Americano 88 a 65 ganándole por la máxima diferencia con liderazgo de Alexis Elsener (21).

Instituto vio comprometido su cierre ante Regatas Corrientes y se impuso ajustadamente a Regatas Corrientes 81 a 79 tras revertir nueve puntos. Dwayne Davis (18), Luciano González (13) y Sam Clancy (9+15) fueron sus tres principales aportantes. En Regatas Corrientes (nueve derrotas consecutivas y un mes sin ganar) sobresalió Paolo Quinteros (22, 7/18).

En tanto, Quimsa sufrió hasta el final para sacarse de encima a un batallador Estudiantes de Concordia 80 a 74 con la figura de Jeremiah Massey (16+10). Cuatro libres de Juan Brussino (17) y un triple previo de Leonel Schattmann (8) en el último minuto fueron determinantes En Estudiantes entre Jasiel Rivero (24) y Anthony Smith (19) combinaron 43 puntos.

El bicampeón San Lorenzo se mantuvo en el frente los cuarenta minutos y aún con altibajos en su rendimiento (máxima de 22) le alcanzó para ganarle a Peñarol en el barrio de Boedo por 91 a 82 con 33 puntos y 8 rebotes de Gabriel Deck y 26 y 8 (5 asistencias) de Darquavis Tucker. Con cinco minutos por jugar el visitante alcanzó a situarse a una posesión (75-72). En San Lorenzo después de tres meses reapareció Matías Sandes (2+3 en 12 minutos en cancha) y su reemplazante temporal, Sebastián Izaguirre, abandonó el plantel definitivamente.

Con seis jugadores en dos dígitos y el liderazgo del cubano Reynaldo García (19+5+5), San Martín en Corrientes corrió con ventaja de principio a fin y dio cuenta por 85 a 70 a un Boca Juniors que tuvo algunas opciones hasta promediar el tercer cuarto pero después se cayó. En San Martín no estuvo presente el goleador extranjero Justin Keenan (licencia por paternidad pero demoró su retorno de EE.UU) y debutó el panameño Michael Hicks (2+2 en 18 minutos). Boca sufrió una doble baja en la base. A la lesión de Martín Osimani se le sumó la ausencia de Lucas Pérez por duelo. Mariano Fierro (16+10) fue individualmente el mejor de Boca.

Atenas, no exento de contratiempos, venció a Olímpico 103 a 92 con el tridente compuesto entre Jerome Meyinsse (20+7), Donald Sims (19) y Weyinmi Rose (19) y Obras, en Núñez, se impuso sobre Bahía Basket 89 a 80 con 26 puntos de Maurice Kemp tras marcar la diferencia en los últimos ocho minutos. Apenas pasado el primer minuto de juego la visita perdió por lesión al goleador Máximo Fjellerup (pisó a Víctor Liz en una acción de tiro) y tuvo el retorno por espacio de diez minutos del pivote Anthony Young tras cinco meses inactivo por lesión.

Fuente: webasketball