Facundo Tello, el árbitro de Gimnasia-Boca, recorrió el estadio del Lobo minutos antes de las 11 y suspendió el partido debido a la intensa lluvia que azotó La Plata y gran parte de Buenos Aires desde la madrugada.

En diálogo con TNT Sports, Tello aseguró: "Tenemos la sensación de que en el caso de arrancarlo quedaríamos demasiado expuestos al clima, que parece que va a seguir. Estamos en una etapa difícil del campeonato como para que el agua sea tan protagonista de un partido, ya sea por la pelota y por la salud de los jugadores".

Para Boca es una buena noticia, pensando en el partido clave en la Copa que se le viene esta semana, ante Junior. Jugar con una cancha mojada podría haber generado alguna lesión inoportuna en una etapa muy importante. Los locales, en cambio, querían jugar este mismo domingo.

Queda aún pendiente la confirmación oficial, pero el partido se jugaría el miércoles 9 de mayo, apenas unos días antes del cierre del torneo, en el que Boca enfrentará a Huracán.