Gustavo Gómez no estuvo presente este jueves en el entrenamiento de Boca. Quienes si estuvieron fueron Izquierdoz y Sebastián Villa, que ya están a las órdenes de Guillermo Barros Schelotto.

Según se pudo recabar, el defensor aún no firmó contrato y por eso no estuvo presente en la práctica del xeneize. Hay "algunas cuestiones que hay que solucionar en cuanto a lo que va a ganar en Boca", se aseveró desde el entorno del futbolistas.

De todas formas, la situación entre Milan y Boca está resuelta y las diferencias que existen son solo detalles en su contrato con Boca que se estarían terminando de pulir entre jueves y viernes y que la llegada del jugador al xeneize no corre peligro.