Boca Juniors ganó de punta a punta el Apertura 98 y el Clausura 99. Estuvo 40 partidos invicto de manera consecutiva, pero sobre todo estuvo puntero en el cien por ciento de los dos torneos cortos que conquistó, es decir, 38 fechas. En la siguiente, la del Apertura 99, el Xeneize ganó la primera fecha, pero empató la segunda, mientras que River y San Lorenzo ganaron sus dos partidos, por lo que terminó en 39 encuentros como primero de la tabla.

El 11 de diciembre de 2016 se inició una historia similar. Guillermo Barros Schelotto y los suyos le ganaron por 4-2 a River en El Monumental. Esa victoria, por la 13° fecha del Campeonato 2016/17, permitió que el conjunto de la Ribera alcanzara la punta para ya no soltarla hasta el final del torneo: durante las 18 jornadas siguientes, el Xeneize se mantuvo en lo más alto y se consagró campeón.

Pero la racha no se detendría ahí, porque el equipo del Mellizo también se mantuvo puntero desde el arranque de la Superliga y, a pesar de la inesperada caída ante Defensa y Justicia de la fecha 22, superó la histórica del Virrey, con 40 jornadas consecutivas en lo más alto. Incluso, la marca también está asegurada hasta el próximo campeonato: Boca salió bicampeón.

Como si todos estos méritos no fueran suficientes, Boca pasó los 500 días como puntero y llegará a 600 si el campeonato que viene comienza después del 3 de agosto, día en el que se llegará a la cifra redonda. Se estima que la próxima Superliga comience posterior a esa fecha.