El empate frente a Tigre en Sarandí dejó a Humberto Grondona al borde del abismo, ya que también tuvo duras palabras para los hinchas, ya que manifestó que "Arsenal merecía descender a la B Nacional".

En horas del martes al mediodía mantuvo una reunión con su hermano Julio (presidente del Arse), donde llegaron a un acuerdo para terminar con su ciclo como DT. Sin embargo, al poco tiempo lo llamó telefónicamente para comunicarle que seguiría en su cargo.

El DT, que el martes declaró que "uno tiene que estar anímicamente bien para dirigir a un grupo en una situación como esta", continuará en el cargo que asumió a principio de año con el objetivo de lograr la permanencia en el torneo pasado, algo que sucedió.

El equipo del Viaducto está penúltimo en la tabla de promedios con un panorama complicado en la lucha por evitar el descenso y en las ocho fechas que van del campeonato, consiguió una victoria, un empate y seis derrotas.