Secciones
Rugby

Ignacio Spontón: todo un ejemplo de superación

El exintegrante del plantel superior de La Salle Jobson, sufrió una grave lesión jugando en Rafaela, y ahora se encuentra recuperado

Martes 14 de Julio de 2020

El 20 de mayo de 2017, Ignacio Spontón sufrió una terrible lesión mientras disputaba una pelota durante un partido de rugby en la ciudad de Rafaela. Fue en el cotejo de la división reserva en el cual se produjo un hecho lamentable. El rugbier de La Salle Jobson de Santa Fe sufrió la lesión a partir de una situación del juego en un ruck, en el cual Nacho Spontón quedó tirado en el piso, y tuvo que ser asistido por una unidad sanitaria y trasladado a un sanatorio local.

"Se extraña mucho, son raros los sábados sin rugby desde que arrancó la cuarentena. Estábamos entrenando M15 y M16, en mi caso en particular los tres cuartos. El rol de entrenador te hace sentir vivo de vuelta. Es lo que le trato de reflejar a los chicos, o que traten de hacer lo que a uno le gustaría estar haciendo en ese momento" comenzó señalando Ignacio Spontón en la jornada de instagram live de la USR.

El ex integrante del plantel superior de La Salle Jobson contó que "en uno diez o quince días creo que con la M16 vamos a poder volver a trabajar. Estaría bueno volver a poder ir los martes y jueves. Desde que arrancó la cuarentena nos contactamos con los chicos tres veces por semana para no perder el horario de las prácticas, los preparadores físicos pasaron todos los trabajos, y los chicos por zoom nos conectábamos todos y se entrenó de esa manera".

El momento de la lesión

"La verdad es algo medio complicado, agradezco en el estado en el que me encuentro en la actualidad. Siempre digo que con alguna pequeña limitación, pero con la alegría de poder movilizarme, de encarar proyectos nuevos, de seguir pudiendo ir al club y poder compartir con los chicos" quien se refirió a la grave lesión que padeció hace tres años jugando al rugby.

image.png
Merced al apoyo de su familia, sus amigos, y los profesionales pudos salir adelante.

Merced al apoyo de su familia, sus amigos, y los profesionales pudos salir adelante.

El actual entrenador de divisiones juveniles de La Salle Jobson contó que "Algunos chicos no conocen mi historia, he ido a visitar a mis padres o hermano a las clínicas, y cuando le dice este es mi hijo el que se lesionó, y te quedan mirando no pudiendo creerlo. Sabiendo que había estado en silla de ruedas, y ahora estás así. Está bueno, sirve, y sobre todo las palabras que la gente me dice apenas me observan".

"El primer recuerdo que tengo de la lesión fue lo que el médico me dijo saliendo de la cirugía, y es que no iba poder volver a caminar. En el momento que se produce la lesión automáticamente supe que no podía caminar. Tenía todo el cuerpo dorrmido de la cabeza para abajo. Un cosquilleo constante, como cuando te acalambras, eso desde la cabeza para abajo. El médico de la cancha le dije que no podía caminar, y le dije que llame a mi papá, que gracias a Dios estaba en la cancha" agregó Nacho Spontón.

También explicó que "En la primera radiografía que me hacen en el hospital de Rafaela, escucho el llanto de mi papá, dándose cuenta que la lesión era grave. Recuerdo haberle dicho que se quede tranquilo, que no pasa nada, que de esta íbamos a salir adelante. Después anduvimos de sanatorio en sanatorio, de estudio en estudio, y la cirugía a la noche".

Ignacio fue claro al destacar que "nunca dudé de la recuperación, puede sonar medio soberbio, pero la verdad es que no. Desde el primer momento que supe lo que tenía, supe que iba a poder salir adelante. Lo tomé siempre como una lesión más. Tengo cirugía de hombro, de rodilla, algo que sabemos todos los que jugamos al rugby. Siempre supe que de esta iba salir. Tenía que estar bien para la gente que estaba a mi alrededor. Aparte de convencerme a mi mismo, tenía que hacerlo al resto de mi familia".

image.png
Nacho junto al santiagueño Juan Manuel Leguizamón en una actividad de la FUAR.

Nacho junto al santiagueño Juan Manuel Leguizamón en una actividad de la FUAR.

La situación pospartido

"Después que me lesioné se siguió jugando el partido con la reserva de CRAR y después vino el de primera. No me olvido más de la cara del Ale cuando me ve tirado en el piso, entrando en calor él, que tenía que jugar después, y me ve arriba de la camilla. Después perdí dimensión de quienes estaban y quien no en el sanatorio" quien se lesionó jugando al rugby en mayo de 2017.

"El partido se jugó normal, no para los jugadores, por ahí sentir que un compañero estaba sufriendo no te deja concentrar mucho. Después los jugadores se fueron todos al sanatorio, la sala de espera estaba llena. Mi mamá se sorprendió, porque pensó que era algo más grave, al ver tantos chicos en el sanatorio", expresó el ex entrenador de rugby infantil.

image.png
El ex rugbier lasallano es entrenador de infantiles y juveniles en su club.

El ex rugbier lasallano es entrenador de infantiles y juveniles en su club.

Tuvo palabras de reconocimiento hacia la gente del CRAR al señalar que "ellos saben que les estoy eternamente agradecidos. A la gente del club, a la gente del sanatorio, ya que había jugadores, padres y dirigentes del CRAR que iban todos los días a verme. Era una cosa sorprendente. Consiguieron absolutamente todo lo que yo necesitaba en el momento, a mi y a mi familia. Este deporte te termina dando mucho".

"Con el capitán del CRAR, Mariano Ferrero, no había hablado nunca. Se portó de un modo excepcional. Me regaló la camiseta, la suya, con la que jugó ese día. Otro que se portó excelente fue Esteban Rebaudengo, y tuve el placer de conocerlo previamente. Una vez que me sentí mejor, una de las charlas que tuve con mis padres, quise brindarles un agradecimiento por todo lo que habían hecho por mi. El hacer esa camiseta mitad de CRAR y mitad de La Salle significó que de alguna manera nos terminamos uniendo" explicó Spontón en una nota que realmente fue muy emotiva desde todo punto de vista.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

Santa Fé

paraná

Policiales

Ovación