Ovación
Martes 24 de Octubre de 2017

Impactantes imágenes del violento robo al arquero de Botafogo

Jefferson fue fue interceptado por dos individuos en las calles de Río de Janeiro cuando iba rumbo al entrenamiento de su club.

El portero brasileño Jefferson, jugador del Botafogo, fue víctima de un violento robo cuando iba camino al entrenamiento de su club. El guardameta, de 34 años, fue interceptado por un vehículo que se puso delante de su camioneta y, posteriormente, asaltado a mano armada por dos individuos.

Jefferson fue interceptado por los asaltantes cuando estaba próximo al estadio Nilton Santos de Río de Janeiro. Tras ser rendido por los delincuentes armados, el futbolista fue obligado a abandonar el vehículo y dejado en libertad sin ningún tipo de agresión física.

En las impactantes imágenes se ve como el vehículo gris se pone delante de la camioneta negra de Jefferson. Dos hombres se bajan del coche, con pistolas en sus manos, y amenazan al arquero brasileño para que descienda inmediatamente. Al tiempo que uno de los ladrones registraba el auto, el otro tenía amenazado a Jefferson, a quien obligaron a ponerse de rodillas a unos cuantos metros de su vehículo.

Embed

El portero, uno de los actuales ídolos del Botafogo y que conquistó tres títulos con el club, fue liberado por el técnico Jair Ventura para que acudiese a una comisaría de Policía a realizar la respectiva denuncia. El Botafogo informó que sus representantes legales lo acompañaron en la gestión.

En septiembre pasado, el guardameta Gabriel Félix, sustituto del uruguayo Martín Silva en la portería del Vasco da Gama, fue asaltado igualmente en un barrio de la zona norte de Río de Janeiro por delincuentes que lo agredieron violentamente para robarle el teléfono móvil.

Río de Janeiro se enfrenta a una inusitada ola de violencia desde que fue sede de los Juegos Olímpicos de 2016, que obligó al Gobierno brasileño a reforzar la seguridad con unos 10 mil miembros de las Fuerzas Armadas, con la perspectiva de que permanezcan en la ciudad más emblemática de Brasil hasta finales de 2018.