Andrés Iniesta fue presentado este sábado como jugador del Vissel Kobe nipón ante más de 8.000 aficionados que mostraron su entusiasmo con la llegada del exjugador del FC Barcelona, quien afirmó que "aspira a lo máximo" con su nuevo club.

El internacional español apareció por primera vez con el atuendo carmesí del equipo japonés y su legendario dorsal 8 a la espalda, en un acto de presentación oficial celebrado en el Estadio Noevir de Kobe, al oeste de Japón, dos días después de que el jugador llegara al país asiático y firmara su nuevo contrato.

El estadio estaba engalanado para la ocasión con pancartas que rezaban "Bienvenido, Andrés Iniesta" escrito en castellano y miles de aficionados abarrotando la única grada abierta para el evento, y que hicieron cola desde primera hora de la mañana para ver en vivo al nuevo ídolo de los "ushi" ('vacas', en japonés), apodo del club.

"Muchas gracias por este recibimiento tan caluroso. En estos dos días que llevo en Japón he recibido muchísimo cariño, y os lo quiero agradecer", dijo Iniesta ante su público, que le devolvió el gesto coreando su nombre.

Entre el público, en su mayoría con los colores del club, también había aficionados con camisetas azulgrana, ondeando banderas españolas o mostrando los mensajes "A magician is coming to Kobe" ("Un mago viene a Kobe", en inglés) e "Infinit Iniesta", el lema empleado por el Barça para despedir a un futbolista que marcó una época.