Generalmente las huelgas o reclamos en el fútbol que vienen del arbitraje son por falta de pago o agresión a algunos de los colegiados. Pero en este caso la situación es poco menos que bizarra, en una liga del interior de Uruguay.

Se trata del gremio que nuclea a los jueces en el departamento de San José (al oeste de Montevideo, con 40 mil habitantes), quien emitió una carta dirigida al presidente de la Liga Mayor al denunciar el robo de un termo y un mate a uno de sus árbitros.

La particular nota destaca que "esta Asociación no enviará árbitros para ninguna categoría al Parque García Betbeder, cancha del Club Social y Deportivo Atlanta El Gráfico, hasta tanto éste no reintegre el termo Stanley de 1.3 litros, bombilla de alpaca y mate con borde de acero".

Según el comunicado de la gremial, estos elementos "fueron dejados por nuestro asociado (de nombre Gabriel Stancheff) en el vestuario de los árbitros y habiéndose las averiguaciones pertinentes no se han podido recuperar".

El pedido es claro y exige "la remuneración económica que asciende a la suma de 5900 pesos uruguayos, en caso de no ser reintegrado tal como fuera dejado en vestuarios".

Y hasta cotiza cada uno de los elementos desaparecidos: por el termo Stanley $ 4500, por el mate "de borde de acero" $ 850 y por la bombilla "de alpaca" $ 550 pesos.