El arquero de Liverpool de Inglaterra, el alemán Loris Karius, sufrió una conmoción cerebral en la final de la Liga de Campeones de Europa ante Real Madrid de España según el comunicado del Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos.

Karius recibió un golpe con el codo del defensor Sergio Ramos, quien también participó en la lesión del delantero egipcio Mohamed Salah, a los cuatro minutos del segundo tiempo cuando el marcador estaba cero a cero.

"En el momento de nuestra evaluación, los principales síntomas residuales y los signos objetivos del señor Karius sugirieron que existía una posible disfunción espacial visual y probablemente ocurrió inmediatamente después del golpe. También persistió después en áreas sintomáticas y objetivamente notorias de disfunción. Es posible que tales déficits afecten el rendimiento", señaló el documento sobre el estado de salud del arquero de Liverpool.

El arquero acusó el impacto y su rendimiento no fue el mismo desde entonces. De hecho, tuvo responsabilidad en el primer y tercer gol del equipo español en la caída por 3 a 1 en Kiev, Ucrania.

En la primera conquista de Real Madrid, concretada por el francés Karim Benzema, no observó al delantero francés en el intento de pase a un compañero con el balón en mano y en el tercero ofreció una resistencia escasa frente al remate de media distancia del galés Gareth Bale.

"Notamos que el Sr. Karius ha mostrado una mejoría significativa y constante tras el episodio de conmoción cerebral, y esperamos que se recupere por completo en base a los resultados del examen", concluyeron los facultativos.

La final de la Liga de Campeones de Europa 2017/2018 se llevó a cabo el 26 de mayo en Kiev, Ucrania y Karius se sometió a los estudios el cinco días después.