La contraprueba de Damián Musto en el caso de doping también arrojó un resultado positivo, por lo que ahora deberá hacer su defensa antes de conocer la sanción que le caerá desde la Organización Nacional Antidopaje (ONAD).

El control que descubrió la sustancia prohibida fue en un partido disputado en junio de 2017 entre Rosario Central y Talleres. Sin embargo, el mediocampista continuó en las canchas ya que no tuvo pena provisoria.

La suspensión será extensiva al club en el que está actualmente, por lo que es posible que Tijuana no pueda contar con el volante central santafesino de 30 años por un tiempo prolongado.