Unión
Lunes 16 de Abril de 2018

La Gamba-dependencia que lleva casi tres años

El mendocino es el jugador más importante que tiene el Tatengue y quedó demostrado en esta parte de la Superliga donde al equipo le costó mucho cuando estuvo lesionado y levantó su nivel con su regreso. Ante Tigre el equipo estuvo a 10 segundos de romper con esa tendencia

Unión está llevando a cabo una gran Superliga, en función de cómo arrancó y del gran objetivo inicial que era mantenerse en Primera División, en función de cómo había terminado el campeonato anterior. A la primera parte del actual torneo lo terminó en la tercera ubicación, lo que alimentó su ilusión de clasificarse por primera vez a un torneo internacional en su historia.

En la primera parte del certamen cosechó seis victorias, mientras que en lo que va de 2018 solamente pudo festejar en tres oportunidades cuando quedan cuatro jornadas para que se baje la persiana de la competencia.

Justamente en los primeros capítulos Leonardo Madelón pudo repetir muchas veces el equipo y producto de lesiones y suspensiones encontró su equipo ideal. El mismo arrancó con Emanuel Britez, quien luego perdió su lugar por algunas tarjetas rojas, mientras que ante la lesión de Claudio Aquino el que se ganó un puesto entre los 11 fue Franco Fragapane.



Pero en el segundo partido del 2018, ante Rosario Central, Lucas Gamba sufrió una fractura intercostal que lo dejó varios partidos afuera de las canchas. Si se cuenta que solo jugó unos minutos ante el Canalla, fueron dos partidos en los que tuvo afuera, donde el equipo empató con Arsenal en Santa Fe y cayó contra Estudiantes en La Plata.

Volvió en el Clásico y el equipo encontró nuevamente el rumbo, demostrando la importancia que tiene en el equipo, a tal punto de ser el jugador más relevante e influyente de los 11 que ingresan al campo de juego. Y este domingo el Tate lo sufrió también, porque a pesar de haber generado muchas llegadas y de convertir tres goles, le faltó eficacia y contundencia para liquidar el cotejo.


De esta manera, en los tres partidos donde faltó Gamba, sumado al de Rosario Central donde jugó apenas unos minutos, el equipo no pudo sumar de a tres. De hecho hace casi tres años que el Tate no consigue ganar un encuentro sin el mendocino en cancha.

Embed


La última vez que el Tate ganó un partido sin el exatacante de Independiente Rivadavia de Mendoza en cancha (como titular o suplente) fue el 20 de julio de 2015, cuando el equipo que era dirigido por Leo Madelón en su segunda etapa como DT superó a Argentinos Juniors por 2-1, en La Paternal, con el doblete de Franco Soldano, quien anotó sus dos primeros tantos en Primera División.

Embed


En esa oportunidad el acompañante del sunchalense en ataque fue Tomás Bolzicco, ya que a los 16' del segundo tiempo hizo su debut con la rojiblanca Claudio Riaño, el delantero estrella que en ese momento había arribado de Independiente.

Este domingo el Tate estuvo cerca de romper esa marca de no poder ganar sin Gamba en cancha, ya que el mendocino iba a ser titular, luego el DT prefirió mandarlo al banco de los relevos y en la entrada en calor sufrió una nueva molestia en el soleo de su pierna derecha que incluso lo pone en duda para el duelo frente a Atlético Tucumán, del próximo domingo a las 15.30 en el Jardín de la República.