Desde hace varios días se viene apuntalando que el presidente de Colón, José Vignatti, viajó a Alemania para tratar de llegar a un acuerdo por el dinero que debe brindarle el club a Bayer Leverkusen por el pase de Lucas Alario. En este sentido, el Sabalero ya dispone del dinero correspondiente al 40%, que representan 7.200.000 euros y el compromiso de reciprocidad decía que debía devolver algo más de 3.000.000.

LEER MÁS: Podría caerse lo de Alan Ruiz a Colón

En consecuencia, trascendió que la idea del mandamás sabalero era renegociar dicho acuerdo y ver la posibilidad de abonar una cifra menor. Es más, en algunos lugares se rumoreó que entrará como parte de la tratativa el pase o una parte, de Tomás Sandoval, pero no hay certezas al respecto. Este jueves se habría concretado una reunión y, ante las ofertas del Gringo, la respuesta de los alemanes habría en todas un rotundo rechazo.

LEER MÁS: Domínguez: "Tenemos que encontrar el equipo rápido"

Lisa y llanamente, no quieren saber nada que se cambie lo que ya estaba expuesto y no se quieren mover de la plata antes mencionada. Quizás suena hasta lógico, máxime si se tiene en cuenta que Colón en su momento intimó, porque River no había retirado el dinero dilatando esta historia. Vignatti esperaba que esto pasara y por eso apostará por una nueva reunión, ya que mantiene intactas las expectativas.

LEER MÁS: Verón, el delantero que seduce a Domínguez

Pero la realidad es que, con este panorama, la mano viene compleja. Ahora bien. ¿Qué podría pasar si el Sabalero sigue insistiendo con esto? Algunos se atreven a decir que el Bayer podría tomar acciones legales a través de la FIFA, pero sería el extremo. El presidente de Colón lo sabe y por eso trata de seguir por la misma línea, aunque por ahora todo desembocaría en que se pague lo expuesto.