Colón concluye la semana de trabajo sabiendo que no tendrá actividad hasta el próximo viernes 17, a las 17 y en la Paternal, ante Argentinos Juniors. Es así como entrenó este viernes por la mañana en el estadio Brigadier López, donde se esperaba que el entrenador, Eduardo Domínguez, siga ensayando movimientos tácticos y otros ejercicios con pelota.

El conductor sabalero siempre manifiesta que no le gustan los amistosos en los recesos para evitar lesiones y otro tipo de cuestiones. En este caso impulsado también porque Alexander Domínguez arrastra una molestia en una de sus manos y que Guillermo Ortiz paulatinamente va mejorando de un edema en un gemelo.

LEER MÁS: Un equipo duro de vencer

Pese a estos detalles, ambos llegarían sin problemas ante el Bicho. Lo positivo tiene que ver con que Facundo Silva ya tiene el alta y entrena a la par del resto, aunque lleva adelante un reacondicionamiento físico, habida cuenta que hace dos meses que no tiene actividad.

LEER MÁS: Colón tiene todo en orden para disputar la Copa Sudamericana 2018

Pero rompiendo el molde, el DT dispuso de un fútbol informal con la Reserva que dirige Marcelo Goux para seguir viendo las opciones que tiene para ir creciendo en la presente Superliga. No puso a ningún equipo titular sino que fue mezclando a los protagonistas, por es no tuvo el formalismo habitual. De todas maneras, es un dato para resaltar, ya que no es muy adepto a los amistosos.

LEER MÁS: "Siento que todavía no jugué un partido bien"

Puede que en este caso al ser con jugadores del actual plantel se haya animado sin problemas y hasta no sorprendería si se repite. El grupo quedó licenciado hasta el próximo lunes, para encarar de lleno el duelo de la 9ª fecha en el Diego Armando Maradona, un reducto harto complicado para la historia de Colón.