Con una cámara exclusiva, ESPN siguió a Lionel Messi durante todo el encuentro de vuelta de cuartos de final ante la Roma. El rosarino no estuvo encendido, se la pasó la mayor parte del tiempo ofuscado y fue uno más dentro del bajón general del Barcelona.

Fuente: UNO Mendoza