Huracán fue sancionado, tal como esperaba, por el estado de su campo de juego en el encuentro ante River, válido por la primera fecha de la Superliga argentina. Esta es la primera vez que se aplica un castigo de este tipo, por lo que el fallo sienta un precedente.

El Globo deberá pagar 500 entradas generales por no haber presentado la cancha en condiciones aceptables.

Solo resta esperar si el club de Parque Patricios apela el fallo o directamente cumple lo que ordenaron las autoridades de la Superliga.