Ezequiel Carboni renunció este domingo por la tarde y dejó de ser el entrenador de Lanús luego que el "Granate" perdiera como local frente a Aldosivi por 1 a 0 en la tercera fecha de la Superliga.

El "Keli" dirigió 26 partidos pero nunca lo acompañaron los resultados ya que ganó 4, empató 13 y perdió 9, con tan sólo 19,5 por ciento de efectividad.