Ovación
Domingo 25 de Marzo de 2018

La temporada de la F1 arrancó con un gran triunfo de Vettel en Australia

El alemán se llevó la victoria en la primera cita de la temporada de la Fórmula 1, disputada en Australia, tras acertar en la estrategia durante el cambio de neumáticos. Lo escoltaron Hamilton y Raikkonen.

Un acierto estratégico del equipo Ferrari y un golpe de fortuna por la aparición de un auto de seguridad virtual en el momento exacto se conjugaron hoy para que el alemán Sebastian Vettel se impusiera al británico Lewis Hamilton en el Gran Premio de Australia de Fórmula 1.

El alemán, que en la primera parte de la carrera no había podido ir más allá de la tercera posición, aprovechó la aparición de un auto de seguridad para hacer en ese momento su detención en boxes y volver a pista delante de Hamilton y de su compañero Kimi Raikkonen, que finalizó tercero.

Un doble error de la escudería estadounidense Haas al cambiar los neumáticos de sus pilotos, con una falla de una de las pistolas que atornilla las ruedas, le costó el abandono primero al danés Kevin Magnussen, que iba cuarto; y luego al francés Romain Grosjean, que era quinto y se quedó parado entre la curva dos y tres, lo que provocó la interrupción de la carrera con el auto de seguridad virtual.

En ese momento Vettel, que era primero circunstancialmente al no haber cambiado aún sus neumáticos, aprovechó la carrera neutralizada para cambiar sus neumáticos y mantenerse hasta el final, lo que dio por tierra con la carrera de Hamilton, que había realizado un inicio inmaculado desde la pole, con una largada intachable.

"Estaba rezando por un coche de seguridad y de pronto el Haas se detuvo a la salida de la curva dos. Cuando lo vi me llené de adrenalina", reconoció Vettel.

El alemán, que estaba a siete segundos de Hamilton cuando el británico hizo su detención, ingresó a los boxes y salió justo delante del piloto de Mercedes, que vio como un error estratégico de su equipo le hizo perder una posición que en la pista era muy cómoda.

La carrera se convirtió entonces en un duelo a distancia entre ambos, separados por menos de un segundo, pero Hamilton no logró acercarse lo suficiente para adelantar a su rival.

"Fue una buena carrera y tuvimos muchas suerte con el safety car", reconoció Vettel en el podio. "Este triunfo es una gran motivación para lo que viene, pero todavía no estamos donde queremos estar, no siento el automóvil", remarcó el cuatro veces campeón del mundo, que sumó su victoria 48 en la máxima categoría, en 200 carreras.

En la cuarta posición se ubicó el Red Bull del australiano Daniel Ricciardo, mientras que el español Fernando Alonso sorprendió con su McLaren al terminar en la quinta posición, justo por delante del otro Red Bull del holandés Max Verstappen, al que contuvo en los últimos 15 giros.

Los puestos con puntos los completaron el alemán Nico Hülkenberg (Renault), Valtteri Bottas (Mercedes), el belga Stoffel Vandoorne (McLaren) y el español Carlos Sainz (Renault), que llegó décimo pese a las náuseas que padeció durante la competencia.