Ovación

La varita guardada en un cajón

Más allá del gol que convirtió ante Guaraní, la actualidad de David Ramírez no es la mejor si se toma en cuenta lo poco que jugó. Apenas seis partidos disputados, pero ninguno de ellos como elemento titular

Martes 04 de Noviembre de 2014

Quizás por trayectoria, el nombre de David Ramírez fue el de mayor jerarquía que incorporó Colón en el mercado de pases. En ese rubro también se incluye a Cristian Llama, quien hoy se está recuperando de la rotura del tendón de Aquiles. Pero en este caso la referencia es al ex-Godoy Cruz, entre otros equipos.

Mucho se habló sobre la llegada del Mago teniendo en cuenta que venía de una prolongada inactividad producto de una rotura de ligamentos de su rodilla. Por ese motivo se dudó respecto a su contratación y no había coincidencia entre lo que pensaban algunos directivos y Diego Osella. No obstante, el enganche firmó su contrato por un año y medio el lunes 28 de julio y al día siguiente entrenó por primera vez con sus compañeros. De todos modos el cuerpo técnico manifestaba por esos días que Ramírez debía hacer un trabajo especial para ponerse a punto en lo físico y futbolístico.

Por tal motivo lo fueron llevando de a poco para evitar cualquier lesión y tenerlo a pleno para afrontar la parte decisiva del torneo en donde se definen los ascensos. Así las cosas la primera vez que el entrenador lo tuvo en cuenta fue por la 7ª fecha cuando Colón venció como visitante a Argentinos por 2-0.

En esa oportunidad el volante estuvo en el banco de relevos, pero no le tocó ingresar ya que teniendo en cuenta el resultado, el técnico apostó por otros futbolistas. En consecuencia, debió esperar una fecha más cuando por la octava jornada el Sabalero recibió a San Martín de San Juan el viernes 19 de septiembre. Ese día Colón perdió por goleada (4-0) y el Mago ingresó a los 16’ del complemento en lugar de Gerónimo Poblete. En medio de un contexto absolutamente desfavorable, poco pudo hacer para cambiar la historia.

Al partido siguiente nuevamente fue al banco de relevos en el empate como visitante frente a Ferro por 1-1. En esa ocasión pudo jugar pocos minutos ya que el técnico decidió su ingreso recién a los 40’ del segundo tiempo, en reemplazo de Gustavo Villarruel.

Por la décima fecha Colón derrotó como local a Douglas Haig por 3-1 y Ramírez ingresó a los 29’ de la etapa complementaria en lugar de Fernando Telechea. En ese partido fue importante para asistir a Cristian Pavón con un centro largo y frontal para que el ex-Talleres convierta el segundo tanto del partido. Ante Boca Unidos integró el banco de relevos, pero Osella no lo hizo jugar ya que con el partido 0-0 optó por los ingresos de Matías Ballini, Telechea y Villarruel. Lo mismo sucedió cuatro días después cuando Colón goleó en Córdoba a Instituto por 3-0. El Mago observó el partido desde el banco ya que el cuerpo técnico se inclinó por Marcos Fernández, Mariano Bíttolo y Telechea.

Recién volvió a jugar en la 13ª fecha cuando el elenco sabalero recibió, en el Brigadier López, a Gimnasia de Jujuy. Fue en ese partido en donde más minutos sumó ya que por primera vez pudo jugar todo el segundo tiempo, dado que Osella excluyó a Yamil Garnier y a Villarruel en el entretiempo para los ingresos de Ramírez y Telechea. En un encuentro cerrado y que finalizó 0-0 alternó buenas con malas, pero no tuvo demasiada participación en la generación de juego. No encontró respuesta en sus compañeros como para darle profundidad al equipo y Colón se conformó con la igualdad.

Una semana después Colón visitó a Nueva Chicago, partido que finalizó 0-0. Esa tarde el Mago pisó el campo de juego a los 34’ del complemento en lugar de Pavón y nuevamente fue muy poco lo que pudo plasmar futbolísticamente, teniendo en cuenta los pocos minutos que disputó.

Ante Aldosivi quedó descartado por una contractura en el gemelo que sufrió en uno de los entrenamientos. Y en el último partido ante Guaraní jugó la última media hora ingresando en lugar de Bíttolo cuando el equipo perdía. Con un remate cruzado al segundo palo, el volante marcó el primer gol con la camiseta rojinegra.Solo sirvió para la estadística ya que el Sabalero cayó por 2-1 jugando un muy mal partido ante un rival que en ese momento estaba en la última posición de la tabla, con apenas nueve puntos.

Indudablemente que hasta aquí el balance de Ramírez es negativo si se tienen en cuenta los minutos jugados y el rendimiento. A favor del jugador habrá que decir que nunca fue titular y que el técnico lo puso en cuentagotas. Quizás llegó el momento de que juegue desde el arranque, dependerá del técnico, pero también de los méritos que acumule el jugador en el trabajo de la semana. Por ahora la balanza se inclina hacia el debe.

¿Te gustó la nota?