El presidente de River Plate Rodolfo D'Onofrio, que no formó parte de la delegación que viajó a Ecuador para enfrentar este jueves a Emelec por la tercera fecha del grupo 4 de la Copa Libertadores, dijo presente desde Buenos Aires con unas fuertes declaraciones que le apuntaron nada menos que al titular de AFA, Claudio "Chiqui" Tapia.

"El presidente de la AFA se tiene que cuidar. Todo el mundo sabe que es hincha de Boca, pero el hincha lo tiene que dejar en la casa y ser neutral. En ese brindis (con el escudo de Boca en las copas, en casa de Daniel Angelici) no lo cuidaron a Tapia. Lo que pasó molesta e hiere a todo el fútbol argentino", remarcó D'Onofrio, que permaneció en Buenos Aires porque debía realizarse un chequeo médico.

El titular riverplatense también se refirió a otras cuestiones como por ejemplo que el arquero Franco Armani "es uno de los que tiene que estar en el Mundial", al tiempo que aseguró sentirse "angustiado" por el estado de salud del ex presidente de la institución, José María Aguilar (fue internado por un brote psicótico)".