Él es fanático de Lionel Messi y desde que su esposa se quedó embarazada, soñó con ponerle "Lionel Andrés" a su hijo. Con lo que él no contaba era con que la ecografía le trajera una sorpresita: el bebé no era el nene que él esperaba sino una nena preciosa.

Después de charlarlo con su mujer y recibir el ok, cambió sus planes -aunque no rotundamente- y eligió llamarla "Lionela", también en honor al crack del Barcelona.

La historia de estos quilmeños y la pequeña Lionela, que nació en enero, llegó a los oídos de Messi gracias a una mano del Kun Agüero. Tanto le llamó la atención al rosarino que decidió mandarles un videíto por Whatsapp.

El Trece lo puso en el aire:

Ovación Mendoza