Unión llegó un poco mejor que Colón al Clásico, pero sin embargo casi no hubo diferencias en el campo. Si bien es cierto que fue más peligroso, le faltó claridad en los metros finales para marcarle a un Leonardo Burián que tuvo poco trabajo, al igual que los dos arqueros que tuvo el Tate, Joaquín Papaleo -que se fue lesionado- y el otro debutante, Marcos Peano.

"Vinimos a ganar. Es un empate que termina siendo justo. En el primer tiempo fuimos mejores, bloqueando a Colón con sus pelotazos a los delanteros, además de controlar a Alan Ruiz, al que había que tener de espaldas para que no pueda lanzar. Tratamos de atacar, pero fue un partido parejo. Nos faltó un poquito para ganarlo", reconoció después del partido disputado en el estadio Brigadier López el entrenador del Tate, Leonardo Madelón.

LEER MÁS: El Clásico Santafesino terminó en un nuevo empate sin goles en el Brigadier López

Dentro de un análisis general, el DT trató encontrar el por qué el Rojiblanco no pudo llevarse el triunfo: "Nos faltó lucidez ofensiva para ganarlo. Hacíamos la trampa en defensa, después pasábamos rápido el medio, pero no estuvimos finos en los metros finales. Ahí fue donde nos faltó. El empate sirve igualmente. Colón va por el otro torneo (Copa Sudamericana) y nosotros en la Copa Argentina. Esto ya pasó esto, Ya está".

LEER MÁS: Peano: "Fue todo muy rápido"

Además, apuntó: "Pensé el partido tal cual como salió en el primer tiempo, atacando a lo ancho. En el segundo tiempo quizás nos costó tener un poco más la pelota, pero siempre impusimos condiciones, presionando y no dejando jugar a Colón. Está más que claro que el equipo está bien. Los muchachos cumplieron con su trabajo".

LEER MÁS: "Se sigue sumando y estamos invictos"

También contó como fue que determinó que no jugará Nereo Fernández: "Probó a la mañana y le dije que no, porque no estaba cómodo. Después la salida de (Joaquín) Papaleo se da por una pelota que le pega en el ojo. Está internado, pero bien. Estábamos preocupados por ese tema. Pero así y todo, Unión tiene que estar contento de la gente joven que tiene. Quedó demostrado en el ingreso de Marcos (Peano). Me voy tranquilo. Nos llevamos un buen punto".

En final, trató de echar por tierra con eso de que los Clásicos ahora se juegan a no perder: "Nosotros quisimos proponer y jugar al fútbol. Tuvimos imprecisiones, pero ese es otro cantar. No vinimos a especular. Si hubiésemos terminado colgado del arco podría decir todo lo contrario, pero no fue así, porque casi no nos inquietaron".