Un Liverpool imparable, con un trío de atacantes inspirado y un "hat trick" del senegalés Mané, pasó este miércoles como una aplanadora por encima del Porto (0-5) en Do Dragão y dejó sentenciada la eliminatoria de octavos.

En un escenario con siete trofeos de Liga de Campeones sobre el césped -cinco del Liverpool y dos del Porto-, la superioridad del equipo de Anfield fue más que evidente y quedó plasmada en el marcador, con tres goles de Mané y otros dos del egipcio Salah y del brasileño Firmino.