PSG se preocupa por el Fair Play Financiero. La posibilidad de un fuerte castigo tras el exceso en dinero gastado la temporada pasada ( Neymar 222 millones y Mbappé 180) ha puesto en jaque al equipo que tiene la necesidad de obtener ingresos y cumplir las reglas de juego limpio.

Según "L'Équipe", el gran sacrificado sería Giovani Lo Celso. El argentino de 22 años parece no ser una de las "piezas claves" para el alemán Tomas Tuchel. Apenas lo ha alineado en este inicio de la temporada.

EL PSG estaría dispuesto a cederlo. Giovani llegó al equipo en enero del 2017 después de el pago de 14 millones de euros. Su valor actual en el mercado está "en torno a una cuarentena de millones de euros".

Al parecer para Tutchel, el argentino "no forma parte de los indiscutibles elementos" para el centro del campo, no tanto por falta de calidad sino por "una cuestión de perfil, de sensibilidad", siempre según "L'Équipe".

Lo Celso ha manifestado días antes en su cuenta de Instagram su impaciencia y su incompresión por lo poco que había podido demostrar sus capacidades en el terreno de juego esta temporada.

La situación de estar a la venta no es nada del agrado del jugador. La temporada pasada, con Unai Emery, sumó 33 partidos en la liga francesa con cuatro goles y cuatro pases decisivos.