En la semana previa de la edición 84ª de un nuevo Clásico entre Unión y Colón fue inevitable tener la palabra de Humberto Zucarelli, hombre que vistió la camiseta del Sabalero como jugador, pero que se convirtió en uno de los ídolos máximos del Tatengue luego de que como entrenador en 1989 logró el ascenso de la entidad rojiblanca ganándole al histórico adversario en las dos finales disputadas.

La primera de ellas jugada en el estadio de Brigadier López en donde la alineación tatengue ganó 2-0 con goles de Gustavo Echaniz y Ricardo Altamirano. Mientras que en el segundo cotejo, disputado en el estadio 15 de Abril también fue alegría rojiblanca tras imponerse por 1-0 con tanto de Leonardo Madelón.

“Está más que claro que no me olvidaré nunca de las finales del 89, en donde tuvimos la suerte de ganar los dos partidos. Y una de las cosas que utilizamos en la previa del encuentro de ida fue ponerle a los jugadores en el vestuario un video muy emotivo en donde los familiares les dejaron un mensaje, eso lo tomé de un técnico de esa época como lo fue Bora Milutinovic trabajando para la Selección de México”, arrancó.

—¿Y cómo se diagramó esa idea?

—Hablé con el profe Roberto Masa y le dije que consiguiera un camarógrafo. Después fueron a la casa de cada uno de los futbolistas y sus seres queridos grabaron un mensaje, así aparecieron lágrimas y mucha emoción porque con pocas palabras de esposas, madres e hijos bastó para que entrarán con muchas más ganas a la cancha.

El paso a paso de ese equipo

En otro tramo, Zucarelli analizó cómo fue el transcurrir de ese grupo de profesionales, tomando como referencia que en el torneo regular recién encontró su identidad de juego en la segunda rueda. “En la primera parte del campeonato nos costó encontrar regularidad, cambiábamos las formaciones titulares cada fin de semana porque no le encontrábamos la vuelta hasta que se logró consolidar un grupo de titulares y ahí comenzamos con esa racha impresionante”, manifestó el entrenador que hoy se encuentra en Misiones, colaborando con su hijo Martín que es el actual director técnico de Guaraní Antonio Franco.

Estadísticas del DT

Es importante mencionar que el experimentado entrenador dirigió a Unión en 114 oportunidades logrando: 34 victorias, 51 empates y 29 caídas; su primer cotejo fue en la fecha 11 del campeonato del Nacional “B” de la temporada 1988-1989. En esa ocasión Unión goleó a Estación Quequén de Necochea por 4-1 en Santa Fe y el último lo tuvo el 8 de noviembre de 1992, ese día su equipo perdió ante Douglas Haig de Pergamino 2-1, en la Avenida. Con Colón tuvo cuatro cotejos con dos empates y dos triunfos.