Riley McGree, jugador de los Newcastle Jets de Australia, se despachó con una soberbia definición en el duelo frente a Melbourne City. El gol, derecho a los candidatos al premio Puskas.