Ovación

¡Lo suspendieron por 50 años!

El futbolista portugués Ricardo Ferreira, que juega en la cuarta división de Suiza, fue sancionado "de por vida" por pegarle un pelotazo al árbitro, tirarle agua e insultarlo. Tenía antecedentes por agresiones a referís y rivales.

Miércoles 05 de Noviembre de 2014

"Quedará habilitado para jugar el 5 de junio de 2064". El cierre del informe de la federación suiza es claro: Ricardo Ferreira, un futbolista semi-profesional del Portugal Futebol Clube de la 4-League de Suiza (el octavo nivel del fútbol helvético), fue sancionado por 50 años por pegarle un pelotazo a un árbitro desde el banco de suplentes y más tarde tirarle agua e insultarlo camino a los vestuarios. Acción violenta que le valió el repudio de la federación y una sanción que anticipa su retiro a los 28 años, salvo que quiera volver a las canchas a los 78.

"Soy conocido entre los árbitros y en la federación, es cierto. Me podía esperar una sanción de un año o dos. Pero, ¿50? El fútbol es mi vida", señaló el portugués al diario Blick. Ferreira se encontraba en el banco durante el partido que su equipo perdió 1-0 ante SC Worb y tras el pitazo desató su furia contra el colegiado. "No necesitamos a un jugador así en los terrenos de juego", lanzó Robert Breiter, abogado de la federación suiza. "El pelotazo fue sin querer y lamento lo del agua y los insultos", se excusó el hombre de Portugal FC.

Según destaca la prensa suiza, Ferreira ya había sancionado en 2009 durante doce meses por agresiones a rivales y a árbitros. En total, acumulaba 45 partidos por diversas sanciones por indisciplina.

¿Te gustó la nota?