El mapa del fútbol del Interior ha cambiado de forma considerable en los últimos meses. Quienes recorren los pasillos de AFA, afirman que el rol de Pablo Toviggino, secretario ejecutivo de la presidencia y titular del Consejo Federal, fue clave.

El cambio de los Federales

Toviggino regresó a la presidencia del Consejo Federal a finales de enero de este año, con la misión de enderezar la nave del fútbol del Interior.

A menos de un mes de haber regresado al quinto piso de AFA, Toviggino lideró la reforma de los torneos federales. El reemplazo de los Federales B y C por el Regional, fue la primera maniobra fuerte, justificada en la realidad económica de la Argentina

Con el paso de tiempo y los cambios en la economía del país, el TFB se convirtió en una estructura deficitaria, con clubes endeudados con el Consejo Federal, futbolistas y técnicos

El año pasado, el volumen de equipos endeudados fue récord. Un informe de Jornada publicado el pasado 23 de febrero, es esclarecedor.

Por ende, la reforma contó con un apoyo abrumador de ligas y equipos . Menos del 10% de los 160 clubes del TFB se acercaron al CF a cuestionar la medida, que creó un torneo que garantiza a los participantes un mínimo de dos meses y medio de actividad.

"A mí me corresponde escuchar a los dirigentes", expresó Toviggino en Olavarría, donde el jueves participó de un cónclave dirigencial bonaerense.

En 2019, a modo de transición, participarán del Regional los clubes del TFB que no hayan descendido y los campeones y subcampeones del Federal C 2018.

A partir de 2020, solo podrán participar los campeones de ligas, federaciones y uniones de ligas más los descendidos del Federal A. Eventualmente, podrán sumarse los subcampeones liguistas.

La B Nacional, en dos

Concretada la reforma de los federales, el siguiente paso en el plan reformista consistió en renovar la divisional. Todo culminó en ubicar a los clubes de la B Nacional en dos grandes grupos: Metropolitana e Interior

Este nuevo esquema, con detalles a ser resueltos, se aplicará a partir del segundo semestre del 2019. Esta temporada de la BN se disputará como la campaña pasada, pero sin descensos.

La reforma parecía naufragar. Hace tres semanas, Claudio Tapia, indicó que no estaban dados los consensos. El Interior ejercía resistencia ante los clubes metropolitanos, que argumentaban que abonan los operativos policiales más caros del país. El reciente tarifazo de la Policía Bonaerense, determinado por la gobernadora María Eugenia Vidal, terminó por rubricar ese argumento.

Además, señalaban que el respaldo de los gobiernos provinciales a los clubes del Interior suele ser cuantioso.

A eso, indicaban, se añade que la presencia del gremio Utedyc, que representa a los trabajadores de los estadios, es mucho más fuerte en Capital Federal y Conurbano que en el Interior. Viajar por el resto del país, por ende, era un costo más.

El rol de Toviggino, cuentan en el tercer piso de AFA, fue determinante para destrabar esa situación, que tenía un indudable aroma a pantano.

Los elencos provincianos accedieron tras haberles sido garantizado que percibirán su plus econonómico por los traslados que los metropolitanos no harán más.

El fútbol del Interior ha experimentado un giro copernicano que no ha pasado desapercibido. En un año mundialista, no es poco decir.