Ovación
Martes 20 de Marzo de 2018

Los cambios que se vienen en la Fórmula 1

La temporada que está a punto de arrancar tendrán novedades en los reglamentos técnico y deportivo, entre los que sobresale la incorporación del Halo.

El Mundial de Fórmula 1 que está a punto de comenzar tendrá una serie de novedades en los reglamentos técnico y deportivo, entre las que destaca la introducción del Halo, la reducción de cuatro a tres motores por piloto y temporada y el aumento a siete de la gama de neumáticos, con la inclusión de los compuestos hiperblando y superduro.

El principal cambio en el aspecto de los monoplazas será la del Halo, el dispositivo de protección del habitáculo formado por tres barras de titanio y diseñado para mejorar aun más la seguridad del piloto en caso de accidente y, en particular, para desviar de la cabeza los posibles objetos sueltos en la pista.

Aunque el Halo es obligatorio, con su diseño básico dictado por las reglas, hay cierto margen para que los equipos modifiquen su superficie. Para todos ha sido el elemento más complicado que encajar y cada uno ha trabajado en su diseño para que sirva como desviador de aire hacia donde desean.

Para compensar la introducción del Halo, el peso mínimo total de los coches aumenta en 6 kilos, hasta 734. Se estima, no obstante, que el impacto real del dispositivo podría ser de hasta 14 kilos, lo que dejará a los equipos con menos margen para jugar con los lastres y obligará a que los pilotos pierdan peso.

En el aspecto aerodinámico de los bólidos, en 2018 se prohíben dos elementos: la aleta de tiburón, que se situaba sobre el la tapa del motor y que mejoraba la estabilidad del tren trasero, y el T-Wing, el elemento que aportaba un mejor flujo de aire hacia la parte trasera y aportaba algo de carga.

En cuanto a las suspensiones, queda prohibido el sistema probado el año pasado por equipos como Red Bull y Ferrari, que con unos ajustes variaban la altura del coche en función del ángulo de dirección.