Ovación

Los Fernández: una familia que respira rugby

Los Fernández son hermanos que tienen la particularidad de haber jugado juntos en el plantel superior de CRAI, y también en el seleccionado mayor de la USR

Domingo 01 de Noviembre de 2020

En el rugby se dan siempre situaciones muy particulares. Pero en este caso se trata de cuatro hermanos que abrazaron siempre la causa de los Gitanos. Nos referimos a los hermanos Fernández claramente identificados con el CRAI. Fanáticos de Unión, han dejado una huella en la familia Gitana. Se trata de Jorge Fernández, Gonzalo Fernández, Federico Fernández y Juan Manuel Fernández, quienes poseen dones de una capacidad doble: buena gente y talentosos jugadores de rugby.

La dinastía de los Fernández tiene ciertas particularidades. Se dieron el gusto de jugar juntos en el plantel superior del CRAI y también en el seleccionado mayor de la Unión Santafesina de Rugby. Los cuatro han sido capitanes del plantel superior de la entidad de la autopista, y son referentes indiscutidos del CRAI en diferentes etapas de su historia más reciente. Todos backs, en diferentes puestos, pero a la línea de tres cuartos la conocen por haber jugado en cada uno de sus puestos.

Juan Manuel es el más chico de los cuatro. Es muy buena persona, muy respetuoso, responsable y muy comprometido con cada acción que emprende. En el rugby el compromiso es clave y Goli ha dado muestra cabal de ello. "Lógicamente que se extraña el rugby, desde que empezamos la cuarentena siempre mirábamos cuándo volvíamos. En mi caso que entreno la M8 no tenemos actividad desde marzo. Mantenemos los entrenamientos vía Zoom los martes y jueves con todos los chicos. Pero claro que se extraña el césped, el correr, el prepararse, la previa, y el venir con mis hijos. Calculá que hace 28 años que vengo al CRAI", arrancó señalando Goli a UNO Santa Fe.

Por su parte, Federico, destacó: "Sinceramente la estoy pasando tranquilo, como todos con la incertidumbre lógica de tratar de que venga una solución y poder empezar a retomar la vida normal. La verdad es que la cuarentena me ha encontrado en un buen momento. El rugby no se extraña nada, fueron muchos años como jugador y entrenador, en todos los ámbitos es desgastante".

image.png
Gitanos de pura cepa, los hermanos Fernández jugaron juntos en CRAI y en el seleccionado de la USR.

Gitanos de pura cepa, los hermanos Fernández jugaron juntos en CRAI y en el seleccionado de la USR.

A su turno, Gonzalo, expresó: "La verdad es que al rugby no lo extraño porque con los chicos de 12 años para arriba ya hace varios meses que estamos trabajando, y aparte de coordinar rugby infantil, entreno una división juvenil, por lo cual me he mantenido muy activo. Sí extraño el movimiento que genera el rugby infantil, esos sábados vacíos, y ver a tantos padres y chicos que estamos tan acostumbrados a venir al club. Aguantando como todo el mundo y esperando que en el 2021 se pueda solucionar este tema de la pandemia, y podamos volver a la normalidad".

En tanto, Jorge Andrés, sostuvo: "La estoy pasando tratando de adaptarme como la mayoría de la población, algunos tenemos que seguir trabajando, yo por mi laburo no paré, pero un montón de actividades cotidianas se han visto alteradas. Lo que extraño sí es el rugby de los sábados, de venir al CRAI, de venir a ver la primera, con mi hija a hockey y mi hijo a rugby, después quedarme todo el día en el club, eso sí que se extraña. Por lo menos regresó el rugby internacional, entonces por televisión nos mantenemos algo conectados".

image.png
Gonzálo Fernández fue un gran jugador y capitán del plantel Gitano.

Gonzálo Fernández fue un gran jugador y capitán del plantel Gitano.

Los comienzos en el rugby

Jorge Andrés Fernández es el más grande los cuatro hermanos. Puede parecer hasta repetitivo, pero además de un muy buen jugador de rugby es una persona muy respetuosa y con valores muy propios de la familia que forma parte. "Para la actualidad ya era grande cuando empecé a jugar al rugby porque tenía 12 años, estaba en séptimo grado, y ahí apareció la oportunidad de jugar con mi hermano Federico en Jockey Club. Fue en una especie de escuelita que había, con Gabriel Celaye como entrenador. Ya había jugado en el CRAI, cuando era más chico, que nos trajo Julio Tejerina porque mi hermano Gonzalo ya jugaba. Cuando entré al primer año del Colegio Inmaculada ya estaba jugando en la sexta división del CRAI", le manifestó Jorge a UNO Santa Fe.

Por su parte, Gonzalo, señaló: "En el rugby comencé a los ocho años, me invitó a jugar algún amigo de la escuela primaria, creo que Diógenes Antille, y arranqué con la camada 74. Con la cual mantengo grandes amigos, jugamos mucho tiempo juntos, inclusive divisiones juveniles y con varios pudimos jugar muchos años en primera. Nos dimos el gusto de hacerlo con Falu Quirelli, Víctor Martín Brusa, Paulo López Cortés, Juan Martín Doldán, una camada que pudimos aguantar varios años. En el plantel superior subo en el año 94, el entrenador era Humberto Deré, y se produce un recambio generacional con la camada 72 y 73 que estaban recién subidas".

image.png
El hermano mayor, Jorge Fernández, junto a sus hijos en la cancha principal de CRAI.

El hermano mayor, Jorge Fernández, junto a sus hijos en la cancha principal de CRAI.

Pica, contó: "En el rugby arranqué de muy joven, el primer año en Jockey con mi hermano Jorge, y después ya nos vinimos al CRAI, porque ya jugaba Gonzalo acá, y eso habrá sido a los ocho o nueve años. Y de ahí nunca más me fui de este club. Repasaba que ahora en esta pandemia que tuvimos sábados diferentes, pensaba que yo no tuve sábados libres y veía la vida que hacía el resto de la gente. Muy pocas veces lo hice, porque siempre estaba en el club, que es algo hermoso, pero me di cuenta que hay otra vida fuera del rugby".

"Nosotros empezamos a jugar al rugby en Jockey de Santa Fe, a los 4 o 5 años, a jugar y a entrenar, con Jorge y Pica. El Jockey después se disolvió y ellos se vinieron al CRAI. Igualmente, yo me dediqué mucho al fútbol, somos todos muy futboleros, y muy tatengues. Después tuve que elegir, y gracias a Dios me incliné por el rugby y no me arrepiento para nada. Porque me cambio la vida, me generó muchas amistades que mantengo hoy en día, y sobre todo que yo soy muy amigo de los amigos de mis hermanos", relató Goli.

image.png
Pica Fernández junto a Fausto que también ya juega al rugby en el Gitano.

Pica Fernández junto a Fausto que también ya juega al rugby en el Gitano.

La dinastía de los hermanos Fernández

"Con mis hermanos jugué con los cuatro; con Gonzalo y Jorge mucho tiempo, hasta que decidimos emigrar a España. Ahí se fue terminando un poco la dinastía de los Fernández, y cuando subió Goli, hasta el 2003 te diría, jugamos los cuatro juntos. Después seguí jugando con Goli mucho tiempo, hasta el año que nos retiramos, yo en 2011 y él en el 2012. Te diría entonces que con el que más jugué fue con Goli, porque estiré la carrera, y desde que volvimos jugamos con Juan Manuel mucho", le dijo Federico Fernández a UNO Santa Fe.

Jorge sostuvo: "En mi caso, por supuesto que lo hice más tiempo con Gonzalo y Federico, porque Juan Manuel es mucho más chico. Diría que compartimos por lo menos siete años juntos, estuvimos alternativamente en la primera, y compartimos muchos partidos juntos. Hacia los finales de la década del 90 se sumó Goli, y ahí habremos jugado más de tres años. Y el otro dato es que los cuatro fuimos capitanes de la primera, yo un año, Gonzalo, Juan Manuel y Federico. Todos pasamos por la capitanía, muchos jugadores son referentes, y nosotros éramos en ese momento referentes porque siempre tuvimos un gran compromiso con el equipo".

image.png
Goli Fernández, el más chico de los cuatro, con sus hijos que también siguen sus pasos.

Goli Fernández, el más chico de los cuatro, con sus hijos que también siguen sus pasos.

A su turno, Gonzalo destacó: "Con el que más jugué fue con Pica, pero por una cuestión de lógica porque nos llevamos un año de diferencia, y tuvimos toda esa etapa de juveniles que se juntaban dos camadas. De hecho, compartimos el grupo de amigos, la 74 y la 75 son dos divisiones que estaban muy fusionadas, por lo cual somos lo mismo. Cuando Goli sube al plantel superior en el 99, y se afianza en el 2000, pero tanto 2000 como 2001 y algo de 2002, cuando mis tres hermanos se van a jugar a España. Como Jorge se quedó cuatro años jugando allá, se retiró en España, y ya no volvimos a jugar juntos. Igualmente, en mi caso seguí hasta el 2005, que nació mi primera hija, lo cual fue una especie de complot para que deje de jugar al rugby, a los 31 años".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario