La ola de violencia en el fútbol argentino no se detiene. A lo largo y a lo ancho del país, en cualquier divisional, siempre se registra un hecho repudiable que nada tiene que ver con la esencia del juego.

En este caso la situación se presentó entre los jugadores de Independiente de Neuquén y sus propios hinchas, luego de la clara derrota que sufrieron 3-0 ante Cipolletti por una nueva jornada del Federal A.

Cipolletti ya venía de golearlo 5-0 por Copa Argentina y esta vez la hinchada del Diablo explotó. Se la agarraron con familiares y allegados a los jugadores, que decidieron salir en defensa, con lo cual se desató una batalla campal.

En el video se observa a los jugadores, Manuel Berra y Federico Cataldi, quienes se acercan al alambrado y agreden a un hincha. Todo un caos que se pudo disipar por la intervención de la policía y particulares.