Ovación

Los Pumitas 7's festejaron en Santiago

En el Sudamericano M18 desarrollado en Chile, los argentinos se impusieron en la final a los anfitriones.

Lunes 05 de Noviembre de 2018

El Seleccionado argentino de seven de Menores de 18 años se consagró campeón del primer Campeonato Sudamericano tras vencer a su similar de Chile por 26 a 17. El elenco dirigido por Leonardo Gravano había derrotado a Brasil en Semifinales por 43 a 0 y con el triunfo en la final finalizó invicto en toda la competencia.

El encuentro decisivo ante el combinado local, Argentina empezó mejor y se puso en ventaja para irse al complemento arriba por 21 a 10, con tries de Franco Florio (2) y Valentín Bustos.Sin embargo, en el segundo tiempo la reacción local no se hizo esperar y con un try de Toncoso para Chile, las acciones quedaron 21 a 17 y con final incierto. Pero cuando parecía que el título se podía escapar, apareció una vez más el buen juego de los chicos argentinos, que con un try del jugador de Champagnat, Santos Panelo, pusieron cifras definitivas y desataron la alegría.

De esta forma, Argentina M-18 ratificó el buen presente mostrado en los Juegos Olímpicos de la Juventud y con un plantel renovado volvió a subirse a lo más alto del podio en un certamen que tuvo su bautismo y que seguramente continúe por muchos años más.

Además del triunfo ante Chile por 26 a 17, en semifinales Argentina había vencido a Brasil por 43 a 0, y Chile a Uruguay. El tercer puesto quedó en poder de los uruguayos al doblegar a Brasil por 32 a 7. En el primer día de competencia, los argentinos vencieron a Brasil 33 a 7, luego a Chile por 38 a 7 y a Uruguay por 43 a 7.

El entrenador Leonardo Gravano comentó que “El balance es muy positivo ya que pudimos exponer a este grupo de jugadores a una experiencia de selección nacional, donde los chicos tienen que aprender a cumplir con reglas y hábitos de un torneo: horarios, descansos, alimentación, preparación, partidos, etc".

Agregó que "Trabajamos y preparamos un partido a la vez con todos sus detalles, teniendo bien en claro cuáles eran los objetivos para cada uno, y la verdad que los chicos fueron cumpliendo con los conceptos que planteamos con mucha claridad y solvencia, lo que les permitió resolver los partidos sin sobresaltos.”

¿Te gustó la nota?