Colón jugará este viernes en Tucumán, en busca de su primera victoria en la Superliga. Enfrente tendrá a un duro Atlético, que en los últimos años escribió las páginas más importantes de su historia con las intervenciones internacionales que protagonizó, y que el próximo martes jugará en Colombia ante Atlético Nacional su pasaje para disputar los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Cristian Lucchetti, el experimentado arquero del Decano, habló con Diez en la City que se emite por FM "X" (103.5) sobre el partido de este viernes, y también hizo un repaso por su extensa trayectoria, ya que con 40 años se da el lujo de ser titular en la doble competencia que protagoniza el conjunto tucumano.

En el arranque de la charla contó por qué eligió echar raíces en Atlético, contó: "Cuando me llamaron para venir el club estaba en el Nacional B, con una realidad totalmente distinta a la que vivimos hoy. El desafío era muy lindo ya que se trata de una provincia muy futbolera y pasional; Atlético y San Martín merecían estar en Primera División. Me costó tomar la decisión ya que el desafío no era fácil porque pasamos momentos complicados también. Gracias a Dios conseguimos el ascenso y los últimos dos o tres años fueron históricos para los jugadores, para la gente, estamos viviendo un momento muy lindo, que nos costó mucho conseguir".

Luego se lo consultó cómo hacen para enfocarse en el partido ante Colón, a pocos días de visitar a Atlético Nacional por la revancha de los octavos de final de la Libertadores, en lo que representa el partido más importante que jugará el club en su historia e indicó: "Nosotros tenemos claro que el promedio es lo más importante que tenemos hoy, por supuesto que la Libertadores es muy tentadora, es un diamante para los jugadores y para la gente. Pero lo que nos consolidó en Primera es el torneo local, el partido ante Colón es muy importante. El del martes es hermoso por todo lo que implica, pero necesitamos sumar puntos, no tuvimos el arranque esperado ya que empatamos los dos primeros (Racing y Defensa). El que jugaremos ante Colón será dificilísimo pero tenemos que pensar en sumar de a tres".

También hizo referencia a la identidad futbolística que defiende el equipo con Ricardo Zielinski como DT, y destacó: "Tuvimos estilos totalmente distintos en los últimos años y el equipo siguió funcionando y consiguiendo resultados, teniendo en cuenta que jugamos dos o tres competencias con un plantel corto, por eso hoy estamos sufriendo con el descenso. Pero también pasó por el convencimiento de los jugadores que estábamos en el club y por los que llegaron, por una provincia que es muy pasional, jugamos todos los partidos con 31.000 personas, que juegan un papel preponderante para conseguir resultados. Una muestra es que llevábamos dos años sin perder como local".

"Uno siempre piensa que las cosas van a salir bien. Se nos fueron jugadores muy importantes como Zampedri, Menéndez, Leyes, Bianchi, Leandro González, algunos volvieron. Cuando el equipo se desarmó los que vinieron lo hicieron con muchas ganas y seguimos la misma línea. Tenemos un buen plantel con chicos que están muy comprometidos, pero después a los partidos hay que jugarlos. Cuando uno está bien de la cabeza y el grupo está unido las cosas se encaminan solas", indicó en otra parte de la charla.

Sobre si imaginaba esta actualidad tras la lesión que sufrió en el hombro hace un par de meses, contó: "Me agarró en un muy buen momento desde lo personal y grupal, sé lo duro que son las lesiones. No es lo mismo que te lesionés a los 20 que a los 40, y tan complicada como la tuve. Lo único que pensaba era en volver a jugar y ponerme bien, gracias a Dios estoy en una cancha que es lo que más me gusta. Pero no sé cuánto más seguiré jugando, cuando las campañas no son buenas siempre son los más grandes los que caen en la volteada".

En otra parte de la charla se refirió a Colón, y al esquema ofensivo que presentará en Tucumán y dijo: "Tiene un técnico que es muy inteligente, que es capaz y lo demostró. Están viviendo lo mismo que nosotros que es jugar un torneo internacional, hicieron buenas campañas, tienen buen plantel. En el fútbol de hoy los planteos quedan de lado cuando arranca el partido. Sabemos que vamos a jugar contra un rival duro, que tiene jugadores de jerarquía. Tenemos que estar concentrados, metidos y sabiendo que tenemos que sumar porque estamos apremiados con el promedio del descenso".

"Podríamos tener seis puntos ya que ante Racing tuvimos una última jugada donde lo podríamos haber ganado con Leandro Díaz, también lo podríamos haber perdido. Pero con Defensa sabíamos que teníamos que tener paciencia, metimos el gol y luego por un error muy puntual del árbitro nos terminamos llevando un solo punto que nos dolió mucho, pero hay que dar vuelta la página", manifestó en cuanto a lo que viene siendo la campaña en la Superliga.

Se lo consultó por Luis Rodríguez, la gran figura del Decano, y admitió: "Lo que ven ustedes en la cancha yo lo veo todos los días. En los entrenamientos marca más diferencia que en los partidos. Está muy cómodo y feliz, hubiera podido jugar en Europa o un grande, pero él es feliz en Tucumán. Hay muchas veces que uno prioriza lo familiar antes que otras cuestiones, y ese es su caso".

También se refirió a la serie por Libertadores que animan ante Atlético Nacional por la Libertadores, y dijo: "Tenemos que pensar en el partido de mañana, y luego en el viaje a Colombia, donde será un partido muy duro. Para el fútbol tucumano sería algo histórico pasar, siempre que jugamos de local queda gente afuera. Sería muy bueno para la provincia que podamos pasar a octavos pero no será fácil, y no creo que la serie esté resuelta".

Por su parte, se refirió a cómo considera los clásicos amistosos que juegan Atlético y San Martín en Tucumán, y sorprendió al responder: "Lo único que le otorga es lo económico, todo lo demás no sirve. Se arriesga mucho para jugar un partido de esas características, el equipo que pierde arranca condicionado porque perdió el clásico, el que ganó se cree que ganó la final de la Champions y ganó solo un amistoso. Lo hablé con un dirigente que la recaudación le sirve a los clubes, ya que queda gente afuera. Pero el contexto que se vive no sirve. No cobramos ni premios por ese partido, no te motivan. Sabemos lo que significan, pero para los jugadores no aporta nada. Sí tengo la cabeza en el Clásico de la fecha 14 que es por los puntos".