Luis Enrique fue presentado este jueves como nuevo entrenador de la Selección de España. En un acto en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, el nuevo técnico de la Roja dio gracias al presidente, Luis Rubiales, y al director deportivo, José Francisco Molina, su confianza.

"Sé lo que significa ser seleccionador porque tuve la fortuna de vivir muchos años en esta casa. Es una casa renovada y estoy ilusionado de poder dar una vuelta de tuerca". "Nos esperan grandes retos y grandes objetivos. !A por ellos!", remató Luis Enrique su discurso antes del turno de preguntas.

"En la RFEF haremos todo lo posible para que te sientas cómodo y volver a ilusionarnos", le dijo el presidente, Luis Rubiales. Luis Enrique quiso recalcar el "impresionante trabajo" de sus predecesores, Julen Lopetegui y Fernando Hierro.

"El fútbol es una constante evolución. Llevamos tres campeonatos sin conquistar nada. Hay muchas decisiones que tomar, un cambio generacional y casos que estudiar uno por uno", adelantó.

No quiso comentar el despido de Lopetegui a dos días del debut en el Mundial de Rusia 2018: "Eso pertenece al pasado y no creo que tenga que comentar nada". Sí respondió a una pregunta sobre su antimadridismo: "No soy anti-nada. A mi edad, hay que ser anti-pocas cosas. Represento al fútbol español".