Diego Maradona llegó a Bielorrusia y causó una verdadera revolución. Diego viajó junto a su abogado, Matías Morla, en avión privado y fue recibido por una verdadera multitud en el aeropuerto. Decenas de fanáticos del Dynamo Brest, pero también de otros clubes que aman al Diez, acompañaron el auto en el que Maradona se trasladó hasta el hotel Hermitage donde le reservaron la suite presidencial para que pase sus días hasta que se mude definitivamente a la casa que ocupará en su estadía.

"Estamos encantados con esta recepción. La gente estaba esperando la llegada de Diego desde la madrugada. Ahora ala noche estaremos en el primer partido oficial del Dynamo y mañana tenemos una audiencia con el presidente Aleksandr Lukashenko. Esto superó cualquier expectativa y Diego no ve la hora de ponerse a trabajar para devolver tanto cariño y confianza", dijo Matías Morla.

Maradona fue recibido con todos los honores y ya es el nuevo presidente del Dynamo Brest. En la caminata a Diego lo acompañaron con remeras del Che Guevara y había en las calles banderas de la Revolución. En la salida del Aeropuerto no solo había una banda que tocó especialmente el himno, sin que además le pusieron alfombra roja y el presidente le dio a su visita y estadía carácter de estado por lo que Diego tiene la seguridad presidencial.

El Hotel está ubicado en el centro de Brest, la capital de Bielorrusia, y Maradona estará hospedado ahí hasta que decida mudarse a su nueva mansión, en las afueras de Brest. Morla anunció que en la reunión de mañana con el presidente, la idea de Diego es poder hablar de un plan a futuro que tiene pensando en el desarrollo del fútbol para los jóvenes en el país. Bielorrusia es un país que tiene un vínculo muy estrecho con Venezuela y su presidente llevaba años tratando de tener a Diego y es por eso que Maradona ya avisó que no solo quiere trabajar ene l club sino también en el país.

Ovación Mendoza