Diego Armando Maradona no pierde nunca el tiempo para estirar ese romance eterno con la número 5. Aquí y allá, en nuestro país o lejos de Argentina como ahora que es entrenador en Arabia Saudita.

En este caso, aprovechó un alto en el trabajo del Al Fujairah para hacer jueguitos y subirlo a sus redes sociales con la leyenda: "A mí me gustaba hacer la de Rivelino", con un corazón apoyando el posteo.