Este lunes se confirmó que Mario Sciacqua es el flamante entrenador de Quilmes luego de la ida de Lucas Nardi quien renunció a su cargo sin conocerse los motivos, ya que no fueron por cuestiones futbolísticas dado que en su primeros pasos como entrenador dirigió nueve partidos, gano en tres oportunidades, empató tres veces y perdió dos encuentros. Con el 49% de puntos en juego, dejó al Cervecero en zona de reducido ocupando la 9ª posición.

Sin embargo, en la última fecha Quilmes cayó como local ante Belgrano por 2 a 0 con la conducción interina de Leonardo Lemos y quedó ubicado en la 14ª posición con apenas 13 puntos.Por ese motivo, la dirigencia de Quilmes se movió rápidamente y las negociaciones con Sciacqua llegaron a buen puerto para que se haga cargo del plantel luego de su paso por Olimpo.

De todos modos no lo hará de manera inmediata dado que recién asumirá el lunes 4 de diciembre tras el partido que el Cervecero jugará como visitante ante Instituto.