Kylian Mbappé, el joven delantero del PSG, fue la gran figura en la victoria del seleccionado francés ante Argentina. El atacante de 19 años anotó dos goles y generó el penal con el que los Bleus abrieron el partido con la ejecución de Antoine Griezmann.

Esa primera jugada decisiva en la cual Rojo le cometió falta dentro del área arroja un dato curioso y que ilustra a las claras las virtudes del francés: Mbappé condujo la pelota corriendo a una velocidad promedio de 38 kilómetros por hora. Ese valor supera, incluso, al récord del velocista Usain Bolt en Berlín 2009, aún vigente en los 100 metros llanos.

Además, Mbappé es el segundo jugador menor de 20 años en marcar un doblete en una fase eliminatoria de una Copa del Mundo, tras lo hecho por Pelé en Suecia 1958.