Ovación
Martes 15 de Mayo de 2018

Mirá cómo arrancarán los equipos santafesinos en la tabla de promedios la próxima temporada

La primera edición de la Superliga es historia con el progresivo descuento de equipos hasta llegar a 22 participantes en la máxima categoría. Esto les espera a Colón y Unión desde agosto.

Pasaron 27 fechas divididas en dos tramos: 12 capítulos en 2017 y 15 en este semestre inicial, que dejaron a Boca como bicampeón del fútbol argentino, además de clasificaciones a copas internacionales y los cuatro descensos, esta vez definidos con mucha anticipación.

Acompañarán al Xeneize al máximo certamen continental: Godoy Cruz, San Lorenzo y Huracán. Todos estos tienen asegurados los seis partidos en la fase de grupos. Por su parte, Talleres accedió en la 5ª posición a jugar la fase preliminar antes de instalarse con el resto de los equipos.

A la Copa Sudamericana aseguraron su presencia: Independiente, Racing, River, Defensa y Justicia, Unión y Colón.

Los cuatro elencos que militarán en la Primera B Nacional serán Chacarita, Temperley, Arsenal y Olimpo, quienes coincidentemente ocuparon los últimos cuatro lugares de la tabla valorativa.

Con el regreso de Aldosivi, para armar la edición 2018/19 de la Superliga resta un equipo que se resolverá entre San Martín (Tucumán)-Agropecuario (Carlos Casares) y Brown (Adrogué)-Sarmiento (Junín), quienes están disputando las series semifinales.

Más allá de enfrentar los objetivos deportivos que se le presentarán al jugar por primera vez juntos una Copa internacional, los equipos santafesinos comienzan la próxima temporada con un panorama distinto en cuanto a la tabla de promedios.

Colón comenzará con 90 puntos en la 9ª posición después de dos campañas con Eduardo Domínguez que le permitieron, además de clasificar dos veces a la Sudamericana, tener un respetable colchón de unidades para acercarse al pelotón de vanguardia. Si tomamos como base los dos equipos que suben, más Tigre (55) y San Martín (SJ) con Belgrano (66), la línea inicial está lejos.

Distinta será la situación de Unión, que no puede dormirse si pretende no volver a mirar para abajo. Los rojiblancos comenzarán con 75 unidades, a 9 puntos (3 partidos) de aquellos que deben iniciar el camino con la soga al cuello. Esa 17ª ubicación no es producto de esta campaña que lo catapultó por primera vez a la Copa Sudamericana, sino el pobre desempeño desde el anterior ciclo de Madelón con Pumpido, Marini y los interinatos de Magnín a lo largo de la campaña 2016/17.

Serán 25 partidos (dos menos que en la Superliga 2017/18) pero la misma cantidad de descensos que dejarán a la elite en 24 habitantes como parte de regresar a una menor número de participantes en Primera División.

PROMEDIOS.jpg